• (998) 849·4649

    ¿Dudas o comentarios?

¿Y UBER para cuándo?

Movilidad Cancún

Las plataformas digitales pueden dar algo a los usuarios que ahora no tenemos, un poco más de certidumbre. Al momento de solicitar el transporte podemos verificar: la foto del operador, placas del coche, color del coche, marca, puedo compartir la ruta que tomaré con familiares o amigos, pueden seguirme en línea y ver el tiempo estimado de llegada.  Datos que hoy no podemos tener con los taxis convencionales. El gremio taxista creó una aplicación, pero nunca funcionó correctamente y tampoco tenía toda la información que se tiene con las aplicaciones más populares. Tengo colaboradoras que toman taxis todos los días y todas se quejan del servicio, de los cobros innecesarios de las faltas de respeto de los operadores e incluso, tenemos ya presentadas denuncias por intento de secuestro. 

Levanto la voz a través de estas líneas  porque debemos tener opciones, si tomamos acciones contundentes podemos evitar que existan más casos.  Si los taxistas de Cancún no pueden asegurarnos el acceso a esos datos básicos, no pueden evitar la aparición de taxis clonados. Entonces deben replantear sus políticas y procesos, seleccionar a sus operadores y hacer sus plataformas digitales correspondientes.

Uber Cancún

 Sacar medidas paliativas como el ahora taxi naranja, ¿Qué será diferente con el que se abrió  hace un par de años denominado taxi rosa? Mismo que empezó a funcionar, en lo personal lo use. Mujeres operando la unidades y se solicitaban por teléfono, al crecer la demanda el servicio no se dio abasto y terminó por diluirse, ya que era imposible solicitarlo ¿Cómo piensan operar el taxi naranja? Una sola línea para cientos de usuarias, ¿Será más caro? ¿Lo manejrán mujeres?  Tenemos muchas interrogantes  y como usuarios NO tenemos opciones.

Quiero cooperar y ser optimista ante los programas pero cuando veo que son réplicas de temas que en el pasado no funcionaron, me pregunto qué hará la diferencia esta vez.  Por lo pronto pido que no se cierren a traer otras opciones, eso  abrirá la competencia, mejorará automáticamente el mercado y el negocio seguirá para todos pero se provocará un competencia para ofrecer a los usuarios  ‘seguridad’, que es hoy lo que mas adolecemos.  

Mientras las opciones de transporte público sigan limitadas, debemos recargarnos en el uso de transportación privada. Por favor dejen que el pueblo sabio decida qué usar al momento de escoger un servicio.  Solo abran el buffette.    

Escrito por: Inna German Gómez