• (998) 849·4649

    ¿Dudas o comentarios?

Jabón Zote y el nacionalismo

Hace un par de días abrí mi Twitter, como todos hacemos últimamente en las mañanas y apareció como tendencia el Jabón Zote… pensé inmediatamente, – seguro ya le encontraron algo que contrarresta los efectos del virus-.  Di clic en el renglón de la tendencia y me lancé a leer los miles de comentarios, me reí como hace mucho no lo hacía. Me ayudo a liberar la mente un poco.

Resumo: en algún país de Centroamérica el gobierno otorgo despensas a su población en las cuales anexó un Jabón Zote, como siempre hay gente poco agradecida y muy resentida, una mujer subió un video quejándose amargamente de la despensa y para rematar se atrevió a mencionar que le Jabón Zote era un jabón para perros.  Por supuesto no se hizo esperar la reacción de mis compatriotas; después de apodarla con el hashtag ‘LadyZote’ la creatividad para defender ese jabón, que además de ser producto nacional, lleva generaciones en los fregaderos, regaderas o lavabos de nuestro país, fue por decir lo menos… épica. (claro que exagero, pero estuvo muy divertida leerla). 

Me encanto ver como todos los comentarios en una red, de por si sumamente acida, eran a favor y con anécdotas divertidísimas, muchas de ellas con nostalgia de momentos familiares. Patriotismo y nacionalismo en su máxima expresión. ¿Cómo alguien de otro país se atrevía de criticar algo que usamos todos los días en nuestras casas? ¿Cómo alguien criticaba algo que pertenece a nuestra mexicana vida?

Me honra ser mexicana, siempre he pensado que… si los mexicanos nos sintiéramos de verdad orgullosos de nuestras raíces, que no fuéramos malinchistas, elitistas, racistas y muchos otros ‘istas’… Seriamos una comunidad plural, con cosas tan buenas como la calidez familiar, el cuidado y respeto de nuestros abuelos, las tradiciones que conservamos desde hace muchos años, la música, cultura, escritores, científicos y hasta, porque no, los memes.  

Esos últimos como expresión creativa nos demuestran nuestra capacidad de resiliencia. Lo único que nos falta, de verdad, es hacernos uno para ya quitarnos esas ideas antiguas de los tlatoanis super poderosos designados por los dioses para gobernarnos y salvarnos de cualquier mal. Si podemos defender un jabón de forma tan vehemente, seguro que podemos evolucionar y cambiar… ¿Quién dice yo?

Escrito por: Inna German Gómez

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy